24 dic. 2007

El Coronel Dax pasando revista antes del ataque (Paths of glory)


Fotograma de la película Senderos de gloria donde el Coronel Dax (Kirk Douglas) pasa revista a sus tropas antes del ataque a la Colina de las hormigas.

2 comentarios:

Fliege Cojonera dijo...

1917: ¿el año de la victoria aliada?: el généralissime francés Robert Nivelle, experto artillero, sedujo tanto a su gobierno como al británico con la idea de una rápida victoria. Comandante en jefe del ejército francés planeó una ofensiva en profundidad en dos pinzas para cortar la saliente alemana que apuntaba a Paris. Contaba con sacar ventaja de ataques masivos frontales en frentes cortos al amparo de una barrera de fuego artillero y, por supuesto, al nueva arma: los tanques. Seducido por esas perspectivas, Lloyd George aceptó colocar tropas británicas bajo su mando. Los políticos se frotaban la mano esperando el fruto de una victoria rápida y gloriosa. Nivelle tenía un defecto: guardar un secreto no era el punto fuerte de Nivelle, y que habría hablado de su ofensiva en el curso de una comida a unas damas muy seductoras. Para colmo, los alemanes encontraron un ejemplar de su plan de ataque en una trinchera capturada. La ofensiva desencadenada no gozó pues de ningún efecto de sorpresa contra unas defensas poderosas el 16 de abril de 1917, y tanto la de Arras como la batalla del Chemin des Dames se saldó con un fracaso, con gran coste en vidas humanas: los Aliados perdieron 350.000 hombres (100.000 franceses) a cambio de unas ganancias territoriales misérrimas. En la furiosa batalla en los aires se lució un piloto de avión muy especial, der Roten Baron Manfred von Ritchthofen y en una trinchera alemana cerca de Arras escribía sus memorias otro testigo excepcional, un tal Ernst Jünger describia como “en aquellos días se libraron por encima de nuestras cabezas varios enconados combates aéreos. Casi siempre terminaban con la derrota de los ingleses, pues la escuadrilla de Richthofen sobrevolaba entonces la zona”. Tan sólo en el primer día de la batalla, el ejército galo tuvo 40.000 muertos. Este hecho fue el desencadenante de los famosos Motines de 1917 en el Ejército francés, cuya represión se saldó con un elevado número de soldados franceses fusilados. Francia estuvo al borde de tener una revolución al estilo ruso o alemán. Stanley Kubrick se inspiró en la ofensiva de Nivelle para su película “Paths of Glory” Senderos de gloria, en 1957. Tan escandalosa fue la ineptitud profesional de los altos mandos y removía de tal forma la memoria colectiva que la película estuvo prohibida en Francia hasta 1975. Los británicos tuvieron un poco más de suceso al sur de Arras, pero igualmente sus pérdidas fueron sangrientas. Si se calcula con una base diaria, más de 4.000 soldados ingleses eran muertos o heridos por día, una cifra inigualada en cualquiera de las otras batallas de toda la guerra, un ritmo de matadero que se mantuvo desde el 9 de abril al 15 de mayo.
Un saludo
NGV (Mosca Cojonera)

fxavier gonzález-cuadra dijo...

Cierto, la película se basa en Chemin des Dames. La elección de Nivelle como generalissimo, como la mayoría de decisiones en los altos mandos a esas alturas de la guerra, fue pura política. Su digamos despeje de la situación de Verdún a manos su perro de presa y carnicero Mangin dió alas a su encumbramiento. Pero no hay que olvidar que, si no recuerdo mal, Nivelle tenía familia inglesa, su inglés era más que fluido, era perfecto. Característica que embelesó a Lloyd George entre otros. Pero aún hay más, Lloyd George deseoso de sacarse de encima a Haig, encontró en la figura de Nivelle el instrumento ideal para bandear a Haig, inflingiéndole un derrota moral, poniendo al francés por encima de él. Lloyd George esperaba que el descrédito al que sometió a Haig le obligase a dejar el cargo por decencia moral, pero no fue así resistió y la derrota de Nivelle de Chemin des Dames permitió la 3a ofensiva de Ypres o la llamada batalla de Passchendaele.
Nivelle y su presunción fueron los causantes del desastre, a parte de creer que los métodos usados en Verdún podían trasladarse a Chemin des Dames, un error táctico muy caro. El resultado fue el sabido, y los motines sólo los pudo reprimir el de siempre, el que lo solucionaba todo cuando había problemas, el mismo que puso en bandeja de plata que Nivelle se pudiese lucir en Verdún: Pétain, le vainqueur de Verdún.
Los motines fueron sofocados a base de caña y zanahoria. Disciplina, pero respeto. Se sentenciaron a muerte más de 500 ejecuciones, sólo se consumaron 53. Ahí también intercedió Pétain. Siempre Pétain, el pusilánime, el derrotista como lo definía el papa Joffre. Leon Wolff describe muy bien los entresijos de Chemin des Dames y Nivelle como introducción a Passchendaele, en su In the Flanders fields.

Saludos M. Cojonera, me ha gustado mucho tu comentario, deja tus señas o trabajos. Estamos en contacto.

Archivo del blog