8 nov. 2007

Batalla de Loos. Sector de la 15ª División (Scottish).

Sector de la 15ª División (Scottish). 25/9/1915

Batalla de Loos. Sector de la 47ª División (Londons).

Sector de la 47ª División (Londons), 25/09/1915

Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (3)



25 de septiembre de 1915. Tarde y anochecer. Zona de Loos

La División 47ª de los Londons consolidó la posición del Double y de Loos crassier que había ganado por la mañana y se reorganizaron para los futuros contraataques que vendrían por el sur.
La División 15ª, a pesar de haber capturado Loos, estaba en dificultades. Algunas de sus tropas, en la colina 70, permanecían cuerpo a tierra desde la mañana y estaban en una situación muy delicada. El auxilio de la artillería llegó sobre la tarde, a pesar de haberlo pedido a las 10.50 am. Las tropas alemanas, que se habían reforzado en esta posición, intentaron rodear a las tropas británicas y empujarlas hacia la segunda linea alemana. Los alemanes hicieron un impresionante esfuerzo al mediodía por la zona de los edificios Dynamitiere, cerca de Loos. Estas acciones de contraataque tuvieron un efecto revitalizante entre las filas alemanas, ya que las tropas del 178º avanzaron y recapturaron con gran coraje la cima de la colina 70.

Al mediodía, el 10º Ejército francés comenzó el bombardeo al sur de Lens. A las 12.45 del mediodía la infantería francesa atacó –seis horas después de los británicos- entre Angres y Arras.
Los comandantes alemanes prepararon todas las reservas disponibles para concentrar su fuerza, no obstante posteriores contraataques fracasaron. Consolidaron la posición, duramente lograda, de la Colina 70.

La Brigada 46ª envió a su último batallón, el 6º de los Camerons, para cubrir el flanco izquierdo de la división, que se había expuesto y debilitado por el fracaso de la 1ª División al atacar. A las 12.30 del mediodía habían establecido una línea-puente desde Chalk Pit hasta Chalet Wood mediante nidos de ametralladora en la carretera Lens-La Bassée.
La Brigada 45ª envió dos batallones a Loos con la suicida misión de recapturar la Colina 70, ya que sin artillería de cobertura y bajo un nutrido fuego alemán era del todo imposible recuperarla. A su vez, las tropas instaladas en Loos comenzaron a cavar trincheras para resistir los contraataques. Su situación era más que delicada ya que el suministro de avituallamientos y municiones se había complicado por el bloqueo de las carreteras debido al gran número de cadáveres esparcidos, vehiculos destrozados y otros restos.
A las tres de la tarde del día 25, el 8º de los East Yorkshires y el 10º de Yorkshire de la Brigada 62ª (21ª División) fueron enviados a Loos para reforzar las unidades de la División 15ª y si era necesario para retomar la cima de la Colina 70. Ésta, después de haber soportado un intenso fuego de shrapnels y de haberse perdido, sufrió enormes bajas por un intenso y mortífero fuego de ametralladoras procedente de la zona sur de Chalk Pit Copse. Otras unidades reservas de la División 21ª, esperadas a las 10.30 de la mañana, llegaron sobre las siete y media de la tarde y obviamente exhaustas debido a las maratonianas marchas a la que se las sometió. Se les ordenó posicionarse en la línea entre la Colina 70 y el Puits 14 bis. Finalmente, a las 8.30 de la tarde fueron relevados los supervivientes de las primeras oleadas que habían tomado las faldas de la Colina 70.
Ambas divisiones consolidaron sus posiciones: se encontraban entre la primera y la segunda línea alemana al caer la noche. La noticia negativa para el mando aliado era que los alemanes habían recuperado otra vez el inmejorable puesto de observación que era la Colina 70. Esa misma noche, el 7º de los Royal Scots Fusiliers, en el extremo este del Loos crassier rechazó un ataque alemán.

25 de septiembre de 1915. Tarde y anochecer. Zona de Hulluch

El ataque de la 1ª División se había encontrado con un intenso fuego enemigo sobre las 10.55 de la mañana que ya había cesado. Sobre la una del mediodía, el cuartel de la División decidió mantener en sus posiciones un pequeño destacamento, y poder desplazar efectivos de la 2ª Brigada (reforzada por el 1º de los Gloucesters) hacia el sur, para poder ayudar a la 15ª División a consolidar las posiciones que habían capturado y a atacar y hostigar al enemigo por los flancos y la retaguardia. El 2º de los Welch, en apoyo, a las 11.00 de la mañana cruzó la tierra de nadie y llegó a la Gun trench sin apenas pérdidas. Esperaban encontrar allí a los del 2º de los Royal Munster Fusiliers, pero éstos no estaban debido a las grandes bajas que tuvieron. Los Welch se desplazaron a la derecha de la posición, en un pequeño valle defendido duramente por los alemanes de los ataques de la 2ª brigada. Al mismo tiempo un destacamento alemán contraatacó a la 1ª Brigada, pero fue rechazada con facilidad. Los Welch, a las 2.30 de la tarde, alcanzaron la pista que lleva de Lone Tree a Hulluch. Los alemanes, unos cuatrocientos soldados del 157º regimiento prácticamente rodeados y rendidos, decidieron resistir: la 2ª Brigada y algunas de las unidades que se le habían unido estaban listas para el avance, pero las pérdidas fueron tales que tan sólo unos 1.500 soldados lo pudieron llevar a cabo. Sobre las 5.20 de la tarde alcanzaron la carretera de Lens cerca de Bois Hugo (el bosque Hugo) que estaba cerca de las tropas de la 15ª División.

Por la noche, aunque la 2ª Brigada estaba en contacto con la División 15ª y la 1ª Brigada con la 7ª División, había un espacio sin cubrir de una longitud de kilómetro y medio. Parece ser que este hecho no preocupaba a los mandos, o bien que no se informó correctamente de ello. De hecho, no había suficientes tropas de la División para ocupar ese hueco, las pérdidas por la mañana habían sido terribles.

A las 12.30 del mediodía, el 1r Ejército ordenó a la 3ª División de caballería - en reserva- que avanzase hacia las posiciones de la infantería. El comandante de la División, Briggs, averiguó que la situación actual no era tan favorable como creían los mandos e informó a Haig que esperaría a que ésta mejorase con tal de no exponer gratuitamente a su división.
A las 2.30 de la tarde, Haig ordenó avanzar, a dos divisiones de reserva del IX Cuerpo, por la zona entre Hulluch y Cité St. Auguste para asegurar el paso a través del Canal Haute Deule. El mando proporcionó tarde – a las cinco de la tarde - informaciones erróneas e inexactas acerca de la situación del enemigo en esa posición. Eso provocó que hasta una hora después, las seis, no todas las unidades estuviesen en su lugar. A parte del retraso en las informaciones, algunas fuentes argumentan que la falta de comida fue el causante de que las tropas no se encontrasen todas en su sitio. Oscureció. Y el 1r Ejército ordenó que no se avanzase de noche por la carretera de Lens-La Bassée. Pero otra vez las órdenes llegaron tarde, y para cuando arribaron a las 2.00 de la mañana del día 26, muchos de los soldados ya habían muerto en el intento.

La 7ª División había parado su progresión alrededor de Gun trench y las canteras (Quarries), les era imposible penetrar más adelante: las alambradas situadas delante de Hulluch estaban intactas. También el fuego procedente de Cité St. Elie los retuvo. Se ordenó a la artillería de la División que bombardease Cité St. Elie y sus defensas hasta las cuatro de la tarde. Desafortunadamente, los observadores concluyeron que los daños a las defensas no eran suficientes como para justificar otro ataque inmediato. El mando del I Cuerpo ordenó consolidar posiciones a las siete de la tarde del día 25.

El ataque de la 9ª División escocesa a media mañana en la posición cercana al reducto Hohenzollern había sido un éxito: habían alcanzado y ocupado la red de trincheras alemanas alrededor del reducto y la Fosa 8, así como también la Pekín trench. A la 1 del mediodía, se ordenó a la Brigada 73ª de la División 24ª reforzar la posición de la Fosa 8. Se creía que cualquier pérdida de terreno en esta posición conllevaría la reconquista de Pekín trench. Para ello, también se situaron seis piezas de artillería en posiciones avanzadas, al sureste del reducto, que abrieron fuego sobre las cuatro y media de la tarde. Durante esa tarde, la guarnición de Pekín trench estuvo bajo un intenso fuego de artillería pesada y los granaderos alemanes atacaron con furia desde la carretera de Haisne a Auchy presionando desde el sur mientras otras tropas alemanas lo hacían por el norte, desde Cité trench.
A pesar de haber recibido refuerzos de los del 6º de los Royal Scots Fusiliers, la superioridad alemana y sobretodo sus famosas y eficaces granadas permitieron a los alemanes ir reconquistando las posiciones perdidas por la mañana. A las cinco de la tarde, los británicos habían perdido en ese punto la mitad de lo ganado anteriormente, más tarde se les ordenó ir retirándose paulatinamente durante el ocaso.
Durante la noche, la División aguantó la línea desde el norte de las Canteras de Hulluch, donde estaban en contacto con la 7ª, hasta la Fosa 8, rodeando la Corons trench hasta la Pekín trench, con el flanco izquierdo de espaldas a la Madagascar.

El mando del Ir Cuerpo no estaba del todo decepcionado: los avances de la 7ª y la 9ª División habían, en algunos sectores, roto las líneas alemanas. Y una de las divisiones de reserva, según ellos, rompería la segunda línea germana o incluso más allá. Los mandos esperaban disponer de tales fuerzas pronto.

25 de septiembre de 1915. Tarde y anochecer. Zona de Hulluch

Sobre las 9.45 de la mañana del día 25, las Brigadas 19ª y 26ª de la 2ª División pararon sus avances debido al gran número de bajas y a la imposibilidad de romper las líneas enemigas. Los supervivientes de la 5ª brigada también volvieron a su punto inicial. Este frente se volvió a consolidar pero difícilmente.

25 de septiembre de 1915. Situación general a la noche.

Las divisiones de reserva 21ª y 24ª continuaron su marcha nocturna hasta el valle de Loos. El XI Cuerpo de reserva lo formaban las mencionadas divisiones 21ª y 24ª, la Guards Division, la 12ª Division (Eastern) y la 46ª División (North Midland) que era una división territorial. No obstante, la 12ª y la 46ª no estuvieron en la zona del frente hasta el 29 de septiembre y el 3 de octubre respectivamente.
El avance, sin embargo, fue pesado y extenuante; no en vano llevaban varios días de penosa marcha hasta el frente. La oficialidad no conocía el terreno, las trincheras de comunicaciones estaban inundadas de agua y rellenas de tropas. Las carreteras estaban atestadas de camiones y vehículos yendo y viniendo en todas direcciones. Quedaban en pie pocos puentes y muchas alambradas todavía sembraban intactas el terreno. A eso hay que sumarle que las tropas llevaban cantidades extra de provisiones, raciones y municiones. Los diferentes mandos se reunieron para valorar la idoneidad de los planes de la mañana siguiente. Para colmo, la División de los Guards, al llegar a las 8 de la tarde al campamento de Noeux les Mines y al de Houchin encontró que sus alojamientos ya estaban ocupados.

Conclusiones del primer día:
Las oportunidades que habían surgido a mediodía y a la tarde se habían desvanecido. No había suficientes tropas disponibles como para proseguir el avance por las trincheras enemigas que habían logrado las brigadas asaltantes por la mañana. Los alemanes ofrecieron una dura resistencia que llevó a detener las progresiones británicas, a pesar incluso del formidable bombardeo que iniciaron los franceses unos kilómetros al sur como operación pantalla. El tiempo tampoco ayudó, comenzó una lluvia intensa y persistente.
El cuartel general del 1r Ejército tenía una visión muy parcial de lo acaecido y de la línea del frente, y sobretodo y lo más penoso: no conocía ni aproximadamente el número de bajas. Desconocían que los alemanes hubiesen reforzado sus posiciones, concretamente su segunda línea y que hubiesen en algunas lugares aumentado el número de metros cubiertos de alambrada que permanecería intacta en futuros ataques. También desconocían, según Philip Warner, que el ataque francés al sur de Loos no hubiese obtenido los resultados previstos. El autor de “The Battle of Loos” se atreve a insinuar que fue Joffre el que ordenó no notificar al Alto mando británico el fracaso de su ofensiva de diversión: “Joffre cancelled the plan. However he gave instructions that no Word of his cancellation must reach the British”. Extraido de su obra The Battle of Loos, p. 11.
Continua en:

6 nov. 2007

Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (2)

Viene de: Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (1)


Ir Cuerpo (Gough)
El flanco derecho de la 7ª división sufrió algunas bajas por el gas: las mínimas variaciones climatológicas provocaron un cambio en la dirección del viento y muchos hombres angustiados por la agonía de respirar con las máscaras antigás se las quitaron, muriendo gaseados.
Las unidades de vanguardia de la 20º Brigada sufrieron enormes bajas por el bombardeo alemán en tierra de nadie. El 8º de Devonshire sufrió también muchas bajas por fuego de ametralladora ya que la alambrada de su sector estaba prácticamente intacta. A las tropas del 2º de los Gordon Highlanders les fue mejor: llegaron hasta la Gun trench y a Hulluch.
En el frente de la Brigada 22ª, los batallones 1º de los South Staffordshire y 2º de los Royal Warwicks, perdieron las tres cuartas partes de sus efectivos en sendas oleadas antes de alcanzar las líneas alemanas. El ataque siguió adelante y a las 7.30 de la mañana capturaron la línea alemana.
Sobre las nueve de la mañana, las tropas de vanguardia cruzaron la carretera de Lens, justo al sur de la carretera Vermelles-Hulluch. En ese punto, los británicos inflingieron muchas bajas a los tropas alemanas que estaban destinadas como refuerzo a la defensa de Cité St. Elie.
El 6º de los Gordon Highlanders y el 2º de los Border, ambdos en la 20ª Brigada, con algunas bajas apoyaron el ataque, no obstante, la artillería pesada obligó a interrumpir el avance. Algunos grupos de ataque presionaron sobre el sector norte de la Gun trench. Se ordenó a las unidades de artillería situarse en posiciones de avanzada, de esta manera la bateria RHA fue resituada en la carretera a Vermelles dónde anteriormente estaba la tierra de nadie.
Sobre las 9.30 de la mañana, los hombres de la 22ª Brigada -reforzados con el 2º batallón de los Queens- tomaron las canteras de Hulluch (Hulluch's quarries) capturando también la guarnición alemana. El avance más allá de las canteras de Hulluch resultó imposible, a pesar que se les unieron batallones de la 21ª Brigada. Éstos fueron frenados en los alrededores de Gun trench y las canteras de Hulluch, ya que no les fue posible penetrar por las alambradas y por el fuego procedente de Cité St. Elie. Para contrarestar ese fuego se ordenó a la artillería bombardear St. Elie hasta las cuatro de la tarde.
Más al norte en el frente, la 9ª división escocesa tenía la misión de atacar las impresionantes posiciones de Hohenzollern Redoubt y la Fosa n.8 –inmejorables puestos de observación de esa zona del frente.
Las unidades de vanguardia de la Brigada 26ª, a pesar de sufrir algunas bajas, consiguieron cortar la alambrada por algunos lugares del sector frontal del reducto. A su vez, el 7º de los Seaforths alcanzó la Fosa trench, situada detrás del reducto Hohenzollern a las 7 de la mañana y siguieron presionando hasta llegar a las Corons trench, que había sido inundada por los alemanes. Allí se agruparon para reorganizarse. A su izquierda, el 5º de los Camerons, estuvo bajo el fuego cruzado alemán procedente de la posición de Mad point, justo a las afueras de Auchy, por la carretera a Vermelles. Los Camerons resistieron y presionaron hacia Little Willie trench – delante del reducto Hohenzollern – y hacia la Fosa trench, posición que alcanzaron sobre las 7.10 am. A las 7.45 se reunieron con los Seaforth en la Corons trench. Los del 8º Black Watch, como reservas, sufrieron duras pérdidas también desde Mad point. A las 8.00 estaba claro que el avance por el ala izquierda de Brigada n. 26 no podía continuar y que el siguiente paso era organizarse para los contraataques venideros, todo esto bajo el castigo de la artillería germana.
Mientras tanto, el 8º de los Gordon Highlanders, desplazándose hacia la parte sur del Dump (Vertedero), consiguió alcanzar la segunda línea alemana, la llamada Pekín trench, aproximadamente a las 8 de la mañana. Ésta estaba unos mil metros más adentro que el reducto Hohenzollern y que las posiciones que habían consolidado otras unidades.
A la Brigada 27º se le encomendó la misión de apoyar y resistir en esa nueva línea, para apoyar una futura rotura. No obstante, sus unidades tuvieron distinta fortuna: los del 12º de los Royal Scots llegaron a Pekín trench sobre las 8.45 sin muchas bajas. Pero no tuvieron tanta suerte los del 11º de los Royal Scots que se perdieron y acabaron encerrándose en un callejón sin salida donde la alambrada estaba intacta: fueron prácticamente aniquilados por fuego de ametralladora. Los del 10º de Argyll & Sutherland al oir que la Pekín trench estaba tomada y asegurada, pararon en la Fosa Alley.
A cuatro cañones del 7º de Mountain Battery se les ordenó avanzar hacia las 9.15 am sobre Annequin, cerca del reducto Hohenzollern. A las 10.30 ya estaban en acción.

La Brigada 28º, a la izquierda del frente, tuvo serios problemas antes de comenzar el ataque: el gas cambio de dirección y se infiltró en sus trincheras inundándolo todo. El gas y el humo tampoco les ofreció cobertura para la cruzar la tierra de nadie, y el retraso provocó que los alemanes bombardeasen las trincheras donde se agolpaban los soldados británicos. A las pérdidas humanas hay que sumar la destrucción y explosión de cilindros de gas que convirtieron en dantesca la situación entre las posiciones de la brigada.
Las tropas del 6º de los King’s Own Scottish Borderers (KOBS) avanzaron en filas, confiadas por la nula resistencia alemana: fueron masacradas por el fuego de ametralladora procedente de Strong point. Era una posición situada delante de la Little Willie trench y de Mad point. Los pocos supervivientes, de cuerpo a tierra, se retiraron a buscar refugio en el terreno, sólo se salvaron 70. A la izquierda del 6º de KOBS estaba el 10º de la Highland Light Infantry (HLI). Sus efectivos fueron aniquilados antes de alcanzar los veinte metros de terreno ganado: fuego cruzado des del Railway redoubt. Otras unidades de la misma brigada corrieron la misma suerte.
Sobre las 11.15 de la mañana, el comandante en jefe dio la orden de renovar el ataque una hora después sobre las 12.15. Pero el bombardeo resultó ser, otra vez, incapaz de destruir las defensas en el frente de Auchy. Los del 9º de los Scottish Rifles y la mitad del 11º de la Highland Light Infantry avanzaron según las órdenes, a coste, no obstante de numerosas pérdidas. La mayoría de los soldados no llegaron ni a la alambrada alemana. A la 1.30 del mediodía, la brigada paró el ataque y los supervivientes se reorganizaron para resistir los contraataques, pero desde sus posiciones originales. La 2ª División atacó a lo largo de las dos orillas de La Bassée. Sus pérdidas fueron importantes, a cambio no consiguieron ningún avance significativo. Su misión era la de crear un flanco protector para el avance por la derecha de la 9ª División.
A estas alturas de la batalla, el terreno estaba ya impracticable por los cráteres producidos por el continuo bombardeo.
Delante de las posiciones de la 19ª Brigada, al sur del canal, fueron detonadas dos enormes minas por el 173º de la Tunelling Company de los Royal Engineers diez minutos antes de la hora cero. Éstas tuvieron el efecto contrario: alertaron al enemigo.
Aquí el gas también provocó pérdidas entre los británicos. Sobre las 9.00 de la mañana estaba claro que el avance no podía seguir, se ordenó la retirada a las posiciones originales. No obstante, algunas tropas como algunos soldados del 1º de los Middlesex, no pudiendo retirarse en condiciones, prefirieron refugiarse hasta que oscureciese. No corrieron mejor suerte algunos del 2º de los Argyll & Sutherland Highlanders que decidieron refugiarse en una trinchera alemana abandonada: sólo volvieron 11, los demás fueron capturados o cayeron en combate.
A la izquierda de la Brigada y en la orilla norte del canal estaba la 6ª Brigada. Uno de los oficiales de los Royal Engineers, al comprobar las adversas condiciones meteorológicas, decidió no ordenar el lanzamiento del gas. Poco más tarde, los del 170º de la Tunnelling Company hicieron explotar dos minas, añadiendo aún más caos a la situación. La nube fue tan densa que no permitió el avance de los 130 hombres del 2º de los South Staffordshire. Las unidades de vanguardia del 1º de los King’s del Liverpool regiment encontraron el camino libre, la alambrada había sido cortada, pero fueron frenados por la dificultad de cruzar el terreno lleno de cráteres. No obstante, un grupo de los South Staffords avanzó por la orilla del canal hasta alcanzar el reducto del Terraplén (Embankment redoubt) donde fueron frenados por granaderos alemanes.
La artillería reanudó el bombardeo sobre las 9.00 de la mañana, pero a las 9.45 los jefes de batallón comprobaron que la potencia de fuego alemana seguía plenamente operativa y decidieron cesar el ataque de las Brigadas 19ª y 16ª.
También al norte del canal, la Brigada 5ª atacó en dos puntos: uno a lo largo del canal y el otro dirigido hacia Givenchy. Este último fue un ataque de diversión, y fue lanzado media hora antes del principal. Primeramente, los batallones avanzaron fácilmente por zonas donde la alambrada había sido cortada hasta introducirse en una trinchera alemana evacuada. El asalto a la segunda línea alemana fue frenado por el fuego de ametralladora obligándoles a buscar refugio. Los violentos y feroces contraataques de los granaderos alemanes hicieron retroceder a los supervivientes del 2º de la HLI, del 1º de los King’s y el 2º de los Ox & Bucks a sus posiciones originales con un millar de bajas.
La acción de diversión hacia Givenchy permitiría la fácil captura del reducto de la Tortuga por parte del 9º de la HLI. Pero no fue así, la resistencia fue feroz y los pelotones de vanguardia fueron literalmente aniquilados. El ataque fue suspendido.

Situación de las tropas de reserva:
A las 8.45 de la mañana, Haig consciente de la situación envió otro mensaje a French, urgiéndole a enviar al frente el IX Cuerpo, ya que las unidades de reserva de los cuerpos I y IV ya se habían utilizado. French envió órdenes para su avance, pero problemas en las comunicaciones retrasaron su marcha hasta el mediodía. Ésta fue penosa, así como el movimiento por las destrozadas trincheras de comunicaciones: estaban atestadas de heridos, camilleros, etc. La circulación por las carreteras no fue mejor: el continuo tráfico y la artillería enemiga dificultaron su paso.
A las 10.30 de la mañana el Ir Ejército recibió informes prometedores y ordenó movilizar a la 3ª Cavalry Division hacia Corons du Rutoire para que estuviese lista por si Cité St. Auguste caía.

25 de septiembre de 1915. Mediodía

A pesar de las enormes pérdidas humanas y del fracaso en el uso del gas venenoso, en los mandos aún había lugar para el optimismo y la esperanza. Numerosas líneas alemanas habían sido perforadas, pero aún existía incerteza sobre las defensas alemanas y sobretodo sobre su reacción: las observaciones aéreas eran insuficientes debido sobretodo a las condiciones meteorológicas. Las divisiones 47ª y 15ª capturaron Loos, pero estaban amenazadas por los contraataques en la Colina 70, aunque había claros indicios de una retirada alemana. La 7ª División se había quedado a las afueras de Hulluch, y la 9ª estaba insistiendo en el reducto Hohenzollern y la Fosa 8. El ataque a la izquierda de la 9ª y que la 2ª División había intentado llevar a cabo había fracasado y se paró.

4 nov. 2007

Ataque de la 15a División escocesa en Loos, 25-9-1915

Ataque de la 15a División escocesa en Loos, 25-9-1915

Aus den Strassenkämpfen in Loos. Hans W. Schimdt, 1915

Publicada en: Illustrierte Geschichte des Weltkrieges: allgemeine Kriegszeitung, 1914/16. 74 Heft


Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (1)

21 de septiembre de 1915

Se inicia el bombardeo sobre las posiciones alemanas que continua hasta el día del asalto. La observación por parte de la aviación aliada de las líneas enemigas es parcial, debido a las pésimas condiciones climatológicas de los días 23 y 24. Los británicos lanzan, de forma ficticia, un ataque contra las trincheras alemanas, para asegurar su presencia durante el bombardeo. El engaño se realizó incluso con muñecos, cascos y bayonetas situadas en primera línea británica.

23 de septiembre de 1915

El mal tiempo, con lluvias torrenciales, inunda las trincheras de comunicación y dificulta la observación artillera.

24 de septiembre de 1915

7.00 am
Los informes meteorológicos, aunque no concluyentes, informan de posibilidades de éxito para el lanzamiento de gas en la mañana del día siguiente, 25 de septiembre.
A pesar del silencio de la artillería alemana, los informes de inteligencia británicos señalan que las alambradas y defensas de primera línea alemanas están intactas.

7.00 pm
Dos extenuadas divisiones del XI Cuerpo británico inician una última marcha de 10 kilómetros hacia la línea de frente. Éstas serán demoradas por el tráfico continuo y anecdóticas paradas bajo el pretexto de la falta de permisos y papeles.
Extrañamente, ese mismo día el cuartel general británico se trasladó a Château Philomel, a cinco kilómetros al sur de Lillers. Tendrían problemas de comunicación, sólo les fue posible comunicarse a través del sistema telefónico francés.

9.00 pm
Los informes meteorológicos anuncian una ligera mejoría en la fuerza del viento procedente del oeste. Haig confirmó las instrucciones para el ataque y que la hora cero les sería notificada durante esa misma noche.
Las tropas alemanas, apenas afectadas por el bombardeo, realizan el relevo de unidades esa misma noche.

10.00 pm
Las brigadas de asalto británicas se sitúan en sus posiciones, alcanzan alrededor de las 2.30 de la madrugada la primera línea. Las trincheras del frente están seminundadas. Por su parte, las divisiones de reserva 21ª, 24ª y la de los Guards están a 8 kilómetros del frente.


25 de septiembre de 1915, Mañana

3.00 am
Los partes meteorológicos informan de condiciones poco favorables para el lanzamiento del gas. El viento sopla ligeramente en dirección hacia el sur, aunque es posible que mejore con la salida del sol, los especialistas no lo aseguran.
Douglas Haig ordena el lanzamiento del gas para las 5.50 am, eso retrasará el ataque de la infantería 40 minutos.

3.30 am
Las tropas alemanas, alertadas por un desertor indio, se ponen en alerta.

5.50 am
El bombardeo británico aumenta, de hecho es el más potente de toda la guerra hasta la fecha, y ya alcanza la primera línea alemana. Se da la orden de lanzar el gas. Éste forma un manto a unos 10 metros de altitud que se desplaza hacia delante (no llegará a posiciones alemanas hasta las 6.25am), no obstante, en algunos puntos permanece en las posiciones británicas.

6.00-6.30 am
Las extenuadas divisiones en marcha se aproximan al emplazamiento Nouex-les-Mines.
Algunas divisiones de infantería avanzan hacia las posiciones enemigas, al momento, la artillería británica ya apunta hacia la segunda y tercera línea enemiga
En el instante que Haig recibe informes positivos sobre el avance, ordena a las tropas de reserva que acompañen al ataque. Problemas con las comunicaciones obligan al general a enviar un correo en coche a French para informarle de la situación.

7.05 – mediodía (12.00 am)

IV Cuerpo (Rawlinson)

El ala derecha lo ocupa la 47ª división (London). En este sector, el viento ha favorecido el movimiento del gas, y con el camuflaje que proporciona el denso humo de la artillería, las unidades en cabeza capturan las posiciones alemanas más avanzadas, antes de que el mando alemán se de cuenta de la magnitud del ataque. Ametralladores ingleses, en la posición de North Maroc, atacan las tropas alemanas en plena escapada.
Por su parte, ametralladoras germanas desde Cité St. Pierre causan grandes pérdidas y algunos contraataques con bombas de mano amenazan las posiciones británicas recién tomadas. El batallón 20º del regimiento de los Londons capturan la posición de Chalk pit, y la brigada 140ª asegura la posición del Double Crassier. Una ametralladora situada en el área de la división 15ª causó en el batallón 19º, el situado más a la izquierda de los Londons, muchas bajas, entre ellas la mayoría de sus oficiales. Las compañías del batallón, el 19º, fueron duramente castigadas y desperdigadas durante su avance a los edificios situados al sur de Loos, esto provoca también que el flanco de defensa planeado no se pueda extender.

En el sector de la 15ª división escocesa, la nube gas se mantiene en retaguardia y no avanza hacia las posiciones enemigas provocando retrasos y numerosas bajas entre las tropas atacantes. Aunque la distancia que hay, en este punto, entre las trincheras británicas y las germanas es de unos 200 metros, el gas y el humo no cubrieron suficiente terreno como para mantener a los escoceses bajo el manto de la sorpresa. Dos ametralladoras alemanas los barrieron causando enormes pérdidas. A pesar de la resistencia alemana, que la artillería se encargó de neutralizar, el ataque avanzó hacia Loos. A las 8 de la mañana del día 25 Loos caía en manos británicas.
En el flanco izquierdo del ataque, las tropas alcanzaron la carretera La Bassée-Lens a las 9.15 am. En este punto, la ayuda de las tropas de reserva hubiese sido necesaria para apoyar y sostener el ataque. Saliendo de la población –Loos-, soldados de diversas unidades avanzaron sin encontrar oposición, pero por la ausencia de oficialidad y de señales, se dirigieron erróneamente hacia la cima de la colina 70 (Hill 70), en vez de llevar a cabo el plan original que consistía en rodearla por la izquierda.
En la parte derecha, el 9º batallón de los Black Watch, al comprobar que el 19º batallón de los Londons no cubría su flanco, decidió parar. La masa de la infantería, en la colina 70, al comprobar la huida en desbandada de los alemanes siguió su avance por la vertiente más alejada de ésta. Craso error, ya que las tropas británicas fueron cogidas en fuego cruzado por la segunda línea alemana, llevando el avance británico a un punto muerto. Los soldados británicos tuvieron que hacer lo posible para refugiarse en un terreno absolutamente llano y sin parapetos naturales en la falda norte de Cité St. Laurent. La ayuda artillera llegó, pero demasiado hacia la izquierda, en Cité St. Auguste, que curiosamente era el objetivo inicial de la división.
Unos doscientos soldados, reforzados por el 7º de los RSF, comenzaron a cavar una trinchera en la cima de la colina.
A pesar que los alemanes reforzaron su línea en la posición de Cité St. Laurent sobre las 11.30 am, el mando germano decidió evacuar Lens ya que la amenaza escocesa era seria.

El flanco izquierdo de la 1ª División comenzó su avance más tarde: sus tropas se vieron afectadas por el gas que se había infiltrado en las trincheras. En el frente derecho de la 2ª Brigada la línea de alambradas estaba intacta. Esto provocó que los ataques fueran rechazados fácilmente por el fuego de ametralladora y fusilería. Los ataques sucesivos fracasaron, teniendo que refugiarse en la falda de la colina. Hacia las 7.30 am el humo y el gas se desvanecieron, exponiendo a las tropas británicas en tierra de nadie al fuego enemigo.
La 1ª brigada no sufrió con el gas, y los batallones que estaban en cabeza (el 10º Gloucester y el 8º de los R. Berkshires, ambos de los Nuevos Ejércitos y que habían sustituido a los Guards en 1915) avanzaron penosamente a pesar del continuo martilleo de la artillería pesada. Sobre las 8 de la mañana habían ocupado la llamada Gun trench, una línea intermedia que corría al sur de las canteras de Hulluch (Hulluch’s quarries). El 1r batallón de los Camerons, un batallón de regulares de apoyo, presionó sobre el avance hacia Hulluch. Aguardaron la llegada de la 2ª Brigada para progresar por la derecha. Los siguientes ataques se saldaron con enormes pérdidas, la 2ª brigada se encontró con un feroz fuego de ametralladoras y gran parte de sus efectivos fueron abatidos bajo la alambrada enemiga que permanecía intacta.
Sobre las 9.10 de la mañana, el mando de la división dió la orden a los Green de ayudar en el avance, no obstante, todos los correos fueron abatidos y la orden no llegó hasta las 10.55 de esa misma mañana. Un ataque frontal en la posición de Lone Tree por parte del 14º de los London Scottish del London regiment y del 9º de los King’s se encontró con una terrible cortina de fuego que les costó numerosas pérdidas. El 2º de los Royal Munster Fusiliers, en misión de ayuda, encontró tal cantidad de muertos y heridos en las trincheras que fue prácticamente aniquilada al tener que avanzar a ras de suelo por la tierra de nadie. El ataque se frenó en este sector.

Insignia CEF clase A


Insignia de las CEF (Canadian Expeditionary Force) For service at the Front. 1917-

Establecida el 1917, esta insignia procedía de un diseño anterior que había establecido la Canadian Patriotic Fund (CPF). Fue concedida a aquellas personas que habían servido en el frente. En 1917, Canadá reconoció el gran valor que tenían las insignias concedidas por la CPF para recaudar fondos, y ese mismo agosto de 1917, el gobierno canadiense decidió hacerse cargo de su nueva fabricación y concesión. Así pues, ese mismo mes de 1917 quedaron establecidas tres categorías de insignias, las de Clase A con la leyenda For service at the front encima del escudo de los Tudor con la Union Jack; las de Clase B que llevaban la leyenda For King and Empire y For Honorable Service las de la Clase C. También existió una de Clase D (Honorable exempt) para aquellos que estaban médicamente exentos del servicio. No obstante, la necesidad de contar con tropas, hicieron descender los baremos, y eso acabó significando la cancelación, en mayo de 1918, de la emisión de la insignias de la Clase D. Sólo se mantuvieron las insignias de Clase A, B y C. Las insignias se debían llevar en la esquina derecha del bolsillo de la solapa izquierda de los uniformes militares, o en la solapa izquierda de un traje civil.

Insignia de Clase A, For Service at the front.

Las condiciones para la obtención de la insignia de Clase A eran las siguientes:

I) Miembros de las CEF que sirvieron en el frente o que se hubiesen retirado o abandonado sus obligaciones, siendo honorablemente dispensados, o que hubiesen vuelto a Canadá para continuar con sus deberes con la patria.
II) Miembros de las fuerzas armadas del Imperio británico, sujetos a las mismas condiciones de las CEF, y que tuviesen la residencia canadiense el 4 de agosto de 1914, y que hubiesen vuelto a residir a Canadá.
III) También y excepcionalmente, aquellos miembros de la RAF que sirvieron sólo en Inglaterra y que estuviesen especialmente destinados a luchar contra el enemigo en una unidad concreta en Gran Bretaña, según la directriz RG24, recogida en el vol. 1764, número de expediente 12-3, Circular No. 50, de 16 de octubre de 1919, depositado en los National Archives of Canada.

Descripción de la insignia clase A, For service at the front.

Botón de 22 mm de diámetro en bronze con rosca y tope de bronze. La leyenda del círculo del anverso es: FOR SERVICE AT THE FRONT, debajo, en el centro está la Union Jack dentro del escudo de los Tudor, justo encima las siglas CEF, Canadian Expeditionary Force. El reverso lleva grabado el número de serie, y advertencias legales como: Penalty for misuse: 500 dollars or six months imprisonment.



Fotografía: Col. part. FXavier González-Cuadra



Archivo del blog