6 nov. 2007

Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (2)

Viene de: Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (1)


Ir Cuerpo (Gough)
El flanco derecho de la 7ª división sufrió algunas bajas por el gas: las mínimas variaciones climatológicas provocaron un cambio en la dirección del viento y muchos hombres angustiados por la agonía de respirar con las máscaras antigás se las quitaron, muriendo gaseados.
Las unidades de vanguardia de la 20º Brigada sufrieron enormes bajas por el bombardeo alemán en tierra de nadie. El 8º de Devonshire sufrió también muchas bajas por fuego de ametralladora ya que la alambrada de su sector estaba prácticamente intacta. A las tropas del 2º de los Gordon Highlanders les fue mejor: llegaron hasta la Gun trench y a Hulluch.
En el frente de la Brigada 22ª, los batallones 1º de los South Staffordshire y 2º de los Royal Warwicks, perdieron las tres cuartas partes de sus efectivos en sendas oleadas antes de alcanzar las líneas alemanas. El ataque siguió adelante y a las 7.30 de la mañana capturaron la línea alemana.
Sobre las nueve de la mañana, las tropas de vanguardia cruzaron la carretera de Lens, justo al sur de la carretera Vermelles-Hulluch. En ese punto, los británicos inflingieron muchas bajas a los tropas alemanas que estaban destinadas como refuerzo a la defensa de Cité St. Elie.
El 6º de los Gordon Highlanders y el 2º de los Border, ambdos en la 20ª Brigada, con algunas bajas apoyaron el ataque, no obstante, la artillería pesada obligó a interrumpir el avance. Algunos grupos de ataque presionaron sobre el sector norte de la Gun trench. Se ordenó a las unidades de artillería situarse en posiciones de avanzada, de esta manera la bateria RHA fue resituada en la carretera a Vermelles dónde anteriormente estaba la tierra de nadie.
Sobre las 9.30 de la mañana, los hombres de la 22ª Brigada -reforzados con el 2º batallón de los Queens- tomaron las canteras de Hulluch (Hulluch's quarries) capturando también la guarnición alemana. El avance más allá de las canteras de Hulluch resultó imposible, a pesar que se les unieron batallones de la 21ª Brigada. Éstos fueron frenados en los alrededores de Gun trench y las canteras de Hulluch, ya que no les fue posible penetrar por las alambradas y por el fuego procedente de Cité St. Elie. Para contrarestar ese fuego se ordenó a la artillería bombardear St. Elie hasta las cuatro de la tarde.
Más al norte en el frente, la 9ª división escocesa tenía la misión de atacar las impresionantes posiciones de Hohenzollern Redoubt y la Fosa n.8 –inmejorables puestos de observación de esa zona del frente.
Las unidades de vanguardia de la Brigada 26ª, a pesar de sufrir algunas bajas, consiguieron cortar la alambrada por algunos lugares del sector frontal del reducto. A su vez, el 7º de los Seaforths alcanzó la Fosa trench, situada detrás del reducto Hohenzollern a las 7 de la mañana y siguieron presionando hasta llegar a las Corons trench, que había sido inundada por los alemanes. Allí se agruparon para reorganizarse. A su izquierda, el 5º de los Camerons, estuvo bajo el fuego cruzado alemán procedente de la posición de Mad point, justo a las afueras de Auchy, por la carretera a Vermelles. Los Camerons resistieron y presionaron hacia Little Willie trench – delante del reducto Hohenzollern – y hacia la Fosa trench, posición que alcanzaron sobre las 7.10 am. A las 7.45 se reunieron con los Seaforth en la Corons trench. Los del 8º Black Watch, como reservas, sufrieron duras pérdidas también desde Mad point. A las 8.00 estaba claro que el avance por el ala izquierda de Brigada n. 26 no podía continuar y que el siguiente paso era organizarse para los contraataques venideros, todo esto bajo el castigo de la artillería germana.
Mientras tanto, el 8º de los Gordon Highlanders, desplazándose hacia la parte sur del Dump (Vertedero), consiguió alcanzar la segunda línea alemana, la llamada Pekín trench, aproximadamente a las 8 de la mañana. Ésta estaba unos mil metros más adentro que el reducto Hohenzollern y que las posiciones que habían consolidado otras unidades.
A la Brigada 27º se le encomendó la misión de apoyar y resistir en esa nueva línea, para apoyar una futura rotura. No obstante, sus unidades tuvieron distinta fortuna: los del 12º de los Royal Scots llegaron a Pekín trench sobre las 8.45 sin muchas bajas. Pero no tuvieron tanta suerte los del 11º de los Royal Scots que se perdieron y acabaron encerrándose en un callejón sin salida donde la alambrada estaba intacta: fueron prácticamente aniquilados por fuego de ametralladora. Los del 10º de Argyll & Sutherland al oir que la Pekín trench estaba tomada y asegurada, pararon en la Fosa Alley.
A cuatro cañones del 7º de Mountain Battery se les ordenó avanzar hacia las 9.15 am sobre Annequin, cerca del reducto Hohenzollern. A las 10.30 ya estaban en acción.

La Brigada 28º, a la izquierda del frente, tuvo serios problemas antes de comenzar el ataque: el gas cambio de dirección y se infiltró en sus trincheras inundándolo todo. El gas y el humo tampoco les ofreció cobertura para la cruzar la tierra de nadie, y el retraso provocó que los alemanes bombardeasen las trincheras donde se agolpaban los soldados británicos. A las pérdidas humanas hay que sumar la destrucción y explosión de cilindros de gas que convirtieron en dantesca la situación entre las posiciones de la brigada.
Las tropas del 6º de los King’s Own Scottish Borderers (KOBS) avanzaron en filas, confiadas por la nula resistencia alemana: fueron masacradas por el fuego de ametralladora procedente de Strong point. Era una posición situada delante de la Little Willie trench y de Mad point. Los pocos supervivientes, de cuerpo a tierra, se retiraron a buscar refugio en el terreno, sólo se salvaron 70. A la izquierda del 6º de KOBS estaba el 10º de la Highland Light Infantry (HLI). Sus efectivos fueron aniquilados antes de alcanzar los veinte metros de terreno ganado: fuego cruzado des del Railway redoubt. Otras unidades de la misma brigada corrieron la misma suerte.
Sobre las 11.15 de la mañana, el comandante en jefe dio la orden de renovar el ataque una hora después sobre las 12.15. Pero el bombardeo resultó ser, otra vez, incapaz de destruir las defensas en el frente de Auchy. Los del 9º de los Scottish Rifles y la mitad del 11º de la Highland Light Infantry avanzaron según las órdenes, a coste, no obstante de numerosas pérdidas. La mayoría de los soldados no llegaron ni a la alambrada alemana. A la 1.30 del mediodía, la brigada paró el ataque y los supervivientes se reorganizaron para resistir los contraataques, pero desde sus posiciones originales. La 2ª División atacó a lo largo de las dos orillas de La Bassée. Sus pérdidas fueron importantes, a cambio no consiguieron ningún avance significativo. Su misión era la de crear un flanco protector para el avance por la derecha de la 9ª División.
A estas alturas de la batalla, el terreno estaba ya impracticable por los cráteres producidos por el continuo bombardeo.
Delante de las posiciones de la 19ª Brigada, al sur del canal, fueron detonadas dos enormes minas por el 173º de la Tunelling Company de los Royal Engineers diez minutos antes de la hora cero. Éstas tuvieron el efecto contrario: alertaron al enemigo.
Aquí el gas también provocó pérdidas entre los británicos. Sobre las 9.00 de la mañana estaba claro que el avance no podía seguir, se ordenó la retirada a las posiciones originales. No obstante, algunas tropas como algunos soldados del 1º de los Middlesex, no pudiendo retirarse en condiciones, prefirieron refugiarse hasta que oscureciese. No corrieron mejor suerte algunos del 2º de los Argyll & Sutherland Highlanders que decidieron refugiarse en una trinchera alemana abandonada: sólo volvieron 11, los demás fueron capturados o cayeron en combate.
A la izquierda de la Brigada y en la orilla norte del canal estaba la 6ª Brigada. Uno de los oficiales de los Royal Engineers, al comprobar las adversas condiciones meteorológicas, decidió no ordenar el lanzamiento del gas. Poco más tarde, los del 170º de la Tunnelling Company hicieron explotar dos minas, añadiendo aún más caos a la situación. La nube fue tan densa que no permitió el avance de los 130 hombres del 2º de los South Staffordshire. Las unidades de vanguardia del 1º de los King’s del Liverpool regiment encontraron el camino libre, la alambrada había sido cortada, pero fueron frenados por la dificultad de cruzar el terreno lleno de cráteres. No obstante, un grupo de los South Staffords avanzó por la orilla del canal hasta alcanzar el reducto del Terraplén (Embankment redoubt) donde fueron frenados por granaderos alemanes.
La artillería reanudó el bombardeo sobre las 9.00 de la mañana, pero a las 9.45 los jefes de batallón comprobaron que la potencia de fuego alemana seguía plenamente operativa y decidieron cesar el ataque de las Brigadas 19ª y 16ª.
También al norte del canal, la Brigada 5ª atacó en dos puntos: uno a lo largo del canal y el otro dirigido hacia Givenchy. Este último fue un ataque de diversión, y fue lanzado media hora antes del principal. Primeramente, los batallones avanzaron fácilmente por zonas donde la alambrada había sido cortada hasta introducirse en una trinchera alemana evacuada. El asalto a la segunda línea alemana fue frenado por el fuego de ametralladora obligándoles a buscar refugio. Los violentos y feroces contraataques de los granaderos alemanes hicieron retroceder a los supervivientes del 2º de la HLI, del 1º de los King’s y el 2º de los Ox & Bucks a sus posiciones originales con un millar de bajas.
La acción de diversión hacia Givenchy permitiría la fácil captura del reducto de la Tortuga por parte del 9º de la HLI. Pero no fue así, la resistencia fue feroz y los pelotones de vanguardia fueron literalmente aniquilados. El ataque fue suspendido.

Situación de las tropas de reserva:
A las 8.45 de la mañana, Haig consciente de la situación envió otro mensaje a French, urgiéndole a enviar al frente el IX Cuerpo, ya que las unidades de reserva de los cuerpos I y IV ya se habían utilizado. French envió órdenes para su avance, pero problemas en las comunicaciones retrasaron su marcha hasta el mediodía. Ésta fue penosa, así como el movimiento por las destrozadas trincheras de comunicaciones: estaban atestadas de heridos, camilleros, etc. La circulación por las carreteras no fue mejor: el continuo tráfico y la artillería enemiga dificultaron su paso.
A las 10.30 de la mañana el Ir Ejército recibió informes prometedores y ordenó movilizar a la 3ª Cavalry Division hacia Corons du Rutoire para que estuviese lista por si Cité St. Auguste caía.

25 de septiembre de 1915. Mediodía

A pesar de las enormes pérdidas humanas y del fracaso en el uso del gas venenoso, en los mandos aún había lugar para el optimismo y la esperanza. Numerosas líneas alemanas habían sido perforadas, pero aún existía incerteza sobre las defensas alemanas y sobretodo sobre su reacción: las observaciones aéreas eran insuficientes debido sobretodo a las condiciones meteorológicas. Las divisiones 47ª y 15ª capturaron Loos, pero estaban amenazadas por los contraataques en la Colina 70, aunque había claros indicios de una retirada alemana. La 7ª División se había quedado a las afueras de Hulluch, y la 9ª estaba insistiendo en el reducto Hohenzollern y la Fosa 8. El ataque a la izquierda de la 9ª y que la 2ª División había intentado llevar a cabo había fracasado y se paró.

Archivo del blog