6 ene. 2008

Over the top

video

Senderos de gloria (1957)


Momento culminante en las ofensivas de los frente occidental y oriental en la Primera Guerra Mundial, saltar la trinchera se convertía en el instante, por antonomasia, más duro y comprometido en las operaciones de ataque de los diferentes ejércitos en lucha. Esta breve secuencia de la película muestra como se llevaban a cabo con total fidelidad. La plasticidad y el realismo de la escena en la que el coronel Dax sube la escalera para luego animar a las tropas a hacer lo propio y salir a la intemperie donde las balas silban y los obuses estallan tiene un tono épico y del todo real. Seguidamente la cámara se eleva para ofrecer un picado del avance francés sobre la Colina de las hormigas. El horrible escenario del avance a través de la tierra de nadie (cráteres, alambradas, fango, cadáveres, etc.) es captado con total realismo por la cámara de Kubrick. La crudeza, el coraje del ser humano, el sinsentido del avance a través de una cortina de balas y metralla es ilustrado perfectamente por el realizador norteamericano. El blanco y negro de la filmación le otorga a la narración de la secuencia un aspecto más crudo, más cercano a la realidad, o eso al menos es la intención del director - que efectivamente consiguió.

3 comentarios:

Ana Fernández Díaz dijo...

Una película, sin duda, nada despreciable para acercarse al drama de los soldados en las trincheras, es "Sin novedad en el frente". Está plena de detalles que describen la euforia inicial y el sentimiento patriótico de los protagonistas; los escenarios de la guerra; el drama silencioso de la madre que ya sabe de la certeza de la muerte antes que el hijo. La película no es sólo un alegato antibelicista, es un viaje desde la sinrazón hacia la razón; mientras los personajes se derrumban y mueren, entre tanta muerte parece surgir un hombre nuevo.
Muy recomendable, de verdad.

F. Xavier González Cuadra dijo...

Buenas tardes,

Siento una especial debilidad por esta película. Junto con 'Sin novedad en el frente' y 'El Pabellón de oficiales' son para mi las películas de la Gran Guerra.
La tensión, el trasfondo de la estupidez bélica, los detalles sobre el valor de la vida y otras perlas hacen de 'Senderos' una obra maestra en mayúsculas. Lástima que Kubrick renegase de ella, como con 'Spartacus'.

Un saludo.

Ana Fernández Díaz dijo...

Efectivamente, "Senderos de Gloria" es una estupenda película. Me gustaría destacar en concreto una de las escenas del comienzo, cuando la cámara se introduce en la trinchera y va haciendo ese recorrido, capturando los retratos individualizados de los soldados, recogiendo con detalle las empalizadas, las armas, el estruendo de las bombas. Posteriormente, la escena del avance de los soldados, al toque del silbato de Kirk Douglas, a través de esa tierra hollada y sembrada de cadáveres,pienso que nada tiene que envidiar a la escena-aunque de otra guerra- del desembarco en "Salvar al soldado Ryan", si bien es cierto que en ambas el escenario es terrible.
Estéticamente, creo que la fotografía es muy buena, y la película gana en blanco y negro.

Muchas gracias y un saludo.
Felicidades por el blog. Resulta grato encontrar, de pronto, a alguien tan interesado por la Historia.

Archivo del blog