13 nov. 2007

Cronología de la Batalla de Loos (Septiembre-octubre 1915) (4)

26 septiembre de 1915. Segundo día de batalla
El Ir Ejército ordenó a las 11.30 de la noche del 25 renovar los ataques al día siguiente. French insinuó a Haig la absurdidad de utilizar las tropas de reserva para infiltrarlas en un espacio tan estrecho. Aún así accedió a que Haig continuase la ejecución de su plan estratégico.
Hubo niebla, nubes bajas y lluvia todo el día.

26 septiembre de 1915. Sector de Loos
Los brigadiers de la 24ª División se reunieron para acordar las acciones a llevar a cabo. Los informes corroboraban que Hulluch aún estaba en manos de los alemanes. Los oficiales decidieron continuar el avance a través de la carretera de Lens a La Bassée, y a través de la segunda línea alemana aprovechando la poca luz nocturna. No obstante, no conocían el estado de las defensas alemanas.

5.00 am. La 15ª División, reforzada con tropas de la 21ª, recibe órdenes de recapturar la colina 70 a las 9 de la mañana. Las expectativas de éxito eran nulas, antes incluso del comienzo: las piezas de artillería no se pudieron adelantar desde sus posiciones originales y las provisiones de municiones no llegaron en la cantidad requerida por problemas de tráfico. Así pues, el ataque artillero se llevó a cabo desde sus emplazamientos originales, la segunda línea alemana apenas sería alcanzada y las defensas y alambradas enemigas siguieron intactas. En la confusión no se dieron las órdenes para la retirada de las tropas británicas más avanzadas y éstas fueron bombardeadas por fuego amigo.

5.30 am. El 7º de los Royal Scots Fusiliers, con la ayuda del 11º del Motor Machine-Gun, rechaza un potente ataque alemán en el sector este de la Loos crassier.

A las 8 de la mañana aproximadamente, unidades de las divisiones de reserva 21ª y 24ª, después de penosas marchas nocturnas, llegan a las posiciones avanzadas situadas alrededor de Bois Hugo, Chalet Wood y el Reducto de la colina 70. Allí se les informa que el ataque general tendrá lugar unas tres horas después.

Sobre las nueve de la mañana, los debilitados batallones de la 45ª Brigada avanzaron falda arriba de la colina 70 justo cuando la nieba comenzaba a clarear. El ataque alemán des del reducto de la cima de la colina comenzó a diezmarlos, pero algunos pelotones entraron en las trincheras y entablaron un combate cuerpo a cuerpo. Después de enormes pérdidas y de comprobar la imposibilidad de rodear por los flancos el reducto, los pocos supervivientes se retiraron. El 10º de los Yorkshire y el 12º de los Northumberland Fusiliers de la 62ª Brigada, que iban detrás de ellos, sufrieron el mismo destino. A las diez de la mañana el ataque se acabó, y los alemanes lanzaron un contraataque recuperando la totalidad del reducto de la colina 70.

A las 11 de la mañana los alemanes lanzaron un feroz bombardeo sobre las posiciones avanzadas británicas en Loos. No había oficiales, ni comida y estaban exhaustos: muchos soldados murieron.
Al mediodía, el mando del Ir Ejército ordenó a la 6ª Brigada de caballería reforzar el sector de Loos con el envío del 3º de los Dragoon guards y del 1º de los Royal Dragoons desmontados.

A las tres y media de la tarde, hubo una retirada general de la colina 70. Ésta se debió a diversas órdenes contradictorias, los orígenes de la cual siguen sin aclararse en la actualidad. Paradójicamente, en el mismo momento pequeñas unidades acudieron a la colina 70 para reforzar a las unidades que aún debían estar ahí. Mientras, los alemanes contraatacaron contra el sector de Loos crassier, que estaba fuertemente consolidado por el 20º de los Londons.

Ocho de la tarde: Los dos regimientos de caballería, habiendo recogido hombres de las brigadas 45ª y 46ª que se retiraban de Loos, entraron en ésta y en la colina 70 restablecieron la posición.
A las once y media de la noche, los restos del 3º de la División de caballería se dirigieron a Loos y completaron el relevo de la 15ª División durante la noche.

26 septiembre de 1915. Sector de Hulluch
Al mediodía, los germanos lanzan un potente ataque contra la línea defendida por el 1º de los South Wales Borderers de la 3ª Brigada cerca de la carretera de Vermelles a Hulluch. Los alemanes son rechazados con grandes bajas.
A la 1 del mediodía, la 117ª División alemana lanzó un importante ataque contra las unidades avanzadas de las divisiones británicas 7ª y 9ª que estaban situadas entre la carretera de Vermelles a Hulluch y la Fosa n. 8. Los alemanes lograron un ataque sorpresa, capturando unidades y secciones aisladas y desprotegidas.
A la derecha, la Brigada 20ª situó todas sus unidades a la protección de la Gun trench. En el centro, las tropas más avanzadas estaban en una trinchera baja a unos cien metros de las Canteras (Quarries). Su flanco izquierdo no mantenía contacto con la Brigada 27ª de la 9ª División que estaba situada en algún lugar a su izquierda. En el momento en que las tropas diezmadas y desordenadas intentaban reorganizarse, los alemanes lanzaron su ataque. Entraron en las Canteras a través de un hueco en la zona norte que no estaba defendido, y después de un encarnizado combate cuerpo a cuerpo, a la 1.30 del mediodía, las tropas británicas se retiraron de las Canteras.
Ataques alemanes posteriores fueron frenados por el 2º de los Yorkshires y el 1º de los South Staffordshire. La Brigada 27ª, que perdió – prisionero en las Canteras - al general Bruce, se retiró en perfecto orden desde la Fosa Alley.
Un precipitado contraataque, para recapturar las Canteras, fue llevado a cabo por las exhaustas tropas del 9º de los Norfolks de la División 24ª a las 6.45 de la mañana. Fueron aniquilados por una consolidada línea defensiva alemana. En la Fosa 8, las tropas de las Brigadas 26ª y 73ª rechazaron un ataque enemigo.
A las siete de la mañana, un brigada mixta compuesta por tropas del 1º de los KRRC (King's Royal Rifle Corps), el 1º de los Royal Berkshire y del 2º de Worcestershire bajo el mando del teniente coronel B. Carter recibió las órdenes de asistir al Ir Cuerpo en el ataque a Cité St. Elie. Estas tropas serían las llamadas Fuerzas de Carter. Debido a la confusión de la situación, hubo importantes retrasos en la planificación del ataque, esto provocó que los Berkshires fuesen destinados a ayudar a la 9ª División y a la Brigada 73ª en el sector de la Fosa 8.
Sobre las nueve de la mañana, un contraataque alemán en el Bois Hugo es rechazado por los británicos, pero a cuenta de múltiples bajas de la Brigada 63ª.
Anticipando resultados, el XIr Cuerpo ordena a la División de los Guards que se dirijan a las trincheras británicas en la carretera de Vermelles para explotar un posible éxito en el ataque.
A las 10.30 se retoma el contraataque alemán en el sector de Bois Hugo, los hombres de la Brigada 63ª se retiran hacia Chalk Pit Wood. Los alemanes retoman Chalet Wood. Por su parte, los hombres del 6º de los Camerons Highlanders hacen lo imposible para volverlo a tomar.
Poco antes de las once se ordena a los batallones de las Divisiones 21ª y 24ª que se incorporen al ataque general. No se les asignaron objectivos determinados.
El resto de las tropas británicas atacantes avanzaron hacia el sector de Bois Hugo y hacia la segunda línea alemana. Las pobres condiciones en que se encontraron estas unidades - falta de descanso, falta de comida, etc… - provocaron que estuvieran diezmadas de cara al ataque. De 24 batallones posibles iniciaron el ataque 6. Los cuatro batallones de la Brigada 72 avanzaron a campo abierto comenzando a un kilómetro al oeste de la carretera de La Bassée: tenían la misión de asistir y cubrir a la Brigada 63ª a su derecha. No obstante, la formación ordenada de ataque y el hecho de que perdiesen la dirección dirigiéndose a la colina 70 los expuso a fuego directo desde las posiciones alemanas de Chalet Wood y Bois Hugo. Posiciones a las que debían exponerse frontalmente no de forma lateral. Los batallones del 8º de los Royal West Kents, el 9º de los East Surreys juntamente con la mitad del 2º de los Welch fueron severamente castigados por fuego lateral en enfilada. Desgraciadamente, estas unidades también fueron bombardeadas por la propia artillería británica. Los batallones del 8º de los Buffs, del 8º de los Queen’s Own Camerons, del 11º de los Essex y el 9º de los Sufolk también corrieron la misma suerte. Además, todos estos batallones perdieron todos sus oficiales. Fue una carnicería, ya que los pocos soldados que llegaron a la segunda línea alemana, sobre la una del mediodía, se encontraron con la alambrada intacta que les fue imposible cortar. Finalmente se retiraron tras terribles pérdidas.
Al mediodía, el ataque de la Brigada 63º y lo que quedaba de la 64ª había fracasado. Los batallones de los King’s Own (Yorkshire Light Infantry) 9º y 10º, desoyendo órdenes de la Brigada, retomaron el ataque, pero desafortunadamente también fueron barridos por el fuego procedente de Bois Hugo y Chalet Wood. Los supervivientes se retiraron.
Las retiradas, a la una del mediodía, de muchas de las unidades de la 21ª y 24ª significaban que las bajas en todo el frente de las carreteras de Vermelles a Loos y de Vermelles a Hulluch eran terribles. Algunas pocas decidieron resistir en las posiciones avanzadas a la espera de refuerzos. El personal sanitario alemán dio los primeros auxilios a los británicos heridos en ese sector.
A las dos de la tarde se reinició el bombardeo en la zona de las Canteras (Quarries).
Dos horas más tarde, sobre las cuatro, las fuerzas de Carter iniciaron su ataque a las Canteras. El progreso fue lento, a pesar que la unidades de regulares usaban las tácticas de “fuego y movimiento”. Alcanzaron y consolidaron posiciones a unos doscientos metros de las Canteras y pararon debido a las grandes pérdidas. El comandante en jefe de la 7ª División, el general de división Capper fue mortalmente herido en este ataque.
A esa misma hora, sobre las cuatro de la tarde del día 26, el mando del XIr Cuerpo fue informado del fracaso de sus divisiones. Paulatinamente, las tropas británicas asaltantes fueron puestas a cubierto en las posiciones originales británicas o en las trincheras de primera línea alemanas. Haig, a esa hora, y presente en el Cuartel general de French, le solicita que la División de los Guards sea puesta bajo sus órdenes para estabilizar el frente. Autorizado.
Tropas alemanas en movimiento des del sector de Bois Hugo toman posiciones adelantadas en la carretera de Lens a La Bassée. Rodearon e hicieron prisioneros medio millar de soldados de la 24ª División que estaban en las posiciones británicas más avanzadas.
Durante la noche, unidades de la Guards Division relevaron a tropas de las exhaustas 21ª y 24ª Divisiones del Cuerpo de reserva.

26 de septiembre de 1915. Sector de Auchy

Los hombres de la 73ª Brigada que sostienen su posición al este de la Fosa 8 estan en una situación crítica: exhaustas, sin comida ni agua y sin dormir durante 48 horas.
Al mediodía se retoma el bombardeo alemán sobre la zona de la Fosa 8 y las pistas que llevan al norte, a Trois cabarets. El martilleo durará toda la tarde hasta el anochecer.

26 de septiembre de 1915. Sector del canal de La Bassée

El frente se estableció a pesar de un duro periodo de consolidación

26 de septiembre de 1915. Situación general a la noche

Las destrozadas y machacadas unidades de las divisiones 15ª, 21 y 24ª estaban siendo relevadas de sus posiciones en Loos y Hulluch por la 3ª de caballería y la Guards division. El área estaba asegurada, a pesar de que los alemanes habían desplazado sus líneas hacia delante desde su segunda línea, mantenían la colina 70 y las Canteras. Existía una profunda preocupación por el estado de las tropas que estaban en la posición de la Fosa 8, y sobretodo se dudaba de su capacidad de resistencia frente un ataque enemigo. Los caminos y pistas detrás de las líneas británicas eran un hervidero de unidades y tropas que luchaban por llevar provisiones al frente. Las tropas británicas que registraban los edificios de Loos aún encontraron tropas alemanas escondidas.

Archivo del blog