27 oct. 2008

Moltke el joven y el espiritismo


"Helmuth Johan von Moltke no fue el típico oficial prusiano. Se trataba de un hombre sumamente cultivado, que llegó a desarrollar un serio y profundo interés por la historia, los estudios orientales y la teología. Sus actividades mostraban un carácter inquieto y abierto ya que podía organizar tanto maniobras militares, como visitar monasterios medievales o hacer demostraciones de fotografía estereoscópica. Sin embargo, Moltke como Conrad von Hötzendorf, poseía un lado oscuro y fatalista.
Su mujer, Eliza, lo imbuyó de una profunda veneración por el espiritismo y lo oculto. Organizó, incluso, sesiones espiritistas con el fin de establecer contacto con personajes de histórica relevancia del más allá. Moltke mostró y experimentó un apasionado interés por todo aquello relacionado con el más allá o la existencia después de la muerte terrenal - lo que le llevó a establecer contacto con Rudolph Steiner y la Teosofía. Moltke se autoconstruyó una filosofía en la que el conocimiento intuitivo y el entendimiento de fenómenos ocultos alimentaban las fuerzas que movían los hilos de la historia mundial. A través de su mujer y Steiner, Moltke llegó al Libro de las revelaciones, que predicaba el segundo advenimiento de Cristo en medio del caos y el terror de proporciones épicas. Contacto que determinaría en cierto manera su actitud durante la Primera Guerra Mundial. La casi total destrucción de los papeles personales de Moltke por su mujer - resultado de la presión asfixiante de los miembros más conservadores del ala prusiana - dejaron un vacio sobre este tema en sus mutiladas memorias. Aún así, las memorias establecen un hilo directo entre las decisiones de julio de 1914 y la posterior guerra, y el estado anímico y mental de Moltke el joven."

Adaptación libre que hace H. Herwig de Helmuth Johan von Moltke, llamado también Moltke, el joven en su obra The First World War: Germany and Austria-Hungary, 1914-18.

Bibliografía complementaria:
- Helmuth von Moltke, Light for the new millennium: Rudolf Steiner's association with Helmuth and Eliza von Moltke: letters, documents and after-death communications. Thomas Meyer (ed.) .1997. ISBN 1-85584051-0

Fotografía cortesía de Wikipedia.

6 comentarios:

K.I.A. dijo...

Lo que nos faltaba. Pues resulta que Ludendorff también acabó metido de lleno en sectas (bueno, de hecho creo que fundó una o algo así). Esas ideas, creo recordar, se las había metido en gran parte su segunda esposa que, en la última etapa de su vida, era, como quien dice, la única persona que le aguantaba.

K.I.A. dijo...

Por cierto, hablando de todo un poco. Recuerdo haber leído que Moltke tenía una enfermedad. De hecho, cuando empezó la guerra ya estaba enfermo y la "crisis nerviosa" del Marne algo tiene que ver con un agravimiento de esa enfermedad, la cual fue causa oficial de su cese, y supondría finalmente su muerte en 1916. ¿Tú sabes de qué padecía Moltke?

F. Xavier González Cuadra dijo...

Cierto, Ludendorff también tenía una venilla. De hecho, cuando tenga más tiempo, no sé cuando será eso tengo que meterle mano a una biografía que me recomendaron mucho, que se titulaba algo a si como: Ludendorff, dictator,...
Y sobre Moltke, que decir, todo es muy hermético, su figura pasa muy de puntillas sobre la Historia. me gustaría meterle mano a algo, pero es que el alemán aún se me resiste y mucho.
Gracias por los comentarios. De hecho, ahora recuerdo que hay un libro no muy antiguo en el que habla de la relación entre el teósofo Steiner, Moltke y esposa.
Pero para más adelante.

Brigantinus dijo...

Saludos y felicitaciones por el excelente blog. Lo hemos vinculado a nuestro blog dedicado a informar sobre links: http://sia-news.blogspot.com/2008/11/1-guerra-mundial-chuikov.html

L dijo...

Muy interesante esta entrada.
Felicidades por tu magnífico Blog.

luis dijo...

Xavier, mi última entrada utiliza información de la tuya sobre Moltke el Joven y el espiritismo. Te dejo el enlace por si te apetece leerla.

http://vidaytiemposdeljuezroybean.blogspot.com/2009/02/vocabulario-fundamental-fantasmas.html

Un saludo.

Archivo del blog