12 mar. 2008

Revólver Webley Mk VI


El revólver Webley & Scott Mk. VI, calibre 455, fue el revólver reglamentario del ejército británico durante la Primera Guerra Mundial. Fabricado por Webley & Scott (antes Webley & Son) de Birmingham (suministraban armamento al ejército británico desde 1887) hasta 1921. Ese mismo año se trasladó la producción del Mk. VI a la Royal Small Arms Factory (RSAF) en Enfield Rock que la continuó hasta 1926. El origen y génesis del Mk. VI data de 1887, cuando el ejército británico estaba buscando un tipo de revólver que sustituyese los ineficaces Enfield Mk. I y Mk. II y resolvió ofrecer al prestigioso fabricante Webley la posibilidad de desarrollar un tipo nuevo de arma.
El Mark VI apareció a mediados de 1915. Y exactamente el 24 de mayo de 1915 fue adoptado como arma reglamentaria para las tropas británicas y de la Commonwealth permaneciendo así durante la Primera Guerra Mundial, proporcionándose a oficiales, pilotos, a miembros de las tripulaciones de navío, patrullas especiales, pelotones de asalto de trincheras, equipos de ametralladoras y miembros de los tanques blindados.
El Mk. VI fue el último de los prototipos de la serie Mk. Mientras que los modelos Mk. I a V eran armas robustas y fiables, el MK. VI incorporaba todas las virtudes de los modelos anteriores (el Mk. V ya usaba cartuchos con pólvora que no producían humo) y añadía otras, entre ellas el sistema de cierre o apertura superior con extracción automática mediante una pequeña palanca situada a la izquierda del revólver que al presionarla abre el cañón y descerroja el tambor permitiendo la carga y la descarga de munición, de ahí lo del sistema de cierre superior. El tambor de seis cartuchos, puede ser cargado de uno en uno o mediante uno de los pocos cargadores rápidos especialmente patentados y diseñados para el Mk. VI.
En cuanto a ergonomía y diseño, el estudio de las piezas y componentes constituye un elemento a su favor en cuanto a minuciosidad y detalle, por ejemplo al enfundar y desenfundar, ya que el Mk. VI dispone de unos alerones laterales delante del tambor que evitan que éste tropiece al entrar o salir de la funda.


El Mk. VI demostró ser un arma muy fiable y resistente, bien preparada para la lluvia y el barro, así como para la condiciones adversas de la guerra de trincheras. Se trataba de un arma eficaz en la lucha cuerpo a cuerpo.
Se desarrollaron diversos complementos y artilugios para el revólver incluyendo una bayoneta, a imitación de la Pritchard francesa, un cargador rápido - Prideaux -, y todo lo necesario para utilizarla como una carabina.
Por lo que respecta al cartucho a usar, las experiencia coloniales británicas habían demostrado que el poder de parar al enemigo era preferible en según que situaciones a una mayor perforación o velocidad. La capacidad de frenar y parar el avance enemigo también se adecuaba perfectamente a la guerra y asalto de trincheras de la Primera Guerra Mundial
Del revólver Webley Mk. VI se llegaron a fabricar más de 300.000 unidades.
El Mk. VI ha generado controversia entre los especialistas, algunos lo consideran el revólver mejor diseñado de la historia, mientras que otros rehuyen este calificativo y hacen suyas las opiniones de algunos sectores de la oficialidad británica a lo largo de la guerra que lo consideraban demasiado voluminoso, pesado y poco manejable. Algunos incluso argumentaban que el peculiar sistema de apertura superior también suponía un gran inconveniente, ya que solía abrirse con suma facilidad entre disparo y disparo. Finalmente, en 1922, la War Office tomó la decisión de introducir un revólver más ligero y de menor calibre. Se confió la tarea de desarrollar y diseñar otro modelo a Webley & Scott. Otra de las principales razones para canviar del calibre .455 al .380 eran los intensos y duros entrenamientos que se requerían para disparar y manejar el arma sobretodo si se tiene en cuenta el tamaño y el peso de la Mk. VI .455. Este hecho se comprobó ya en los inicios de la Primera Guerra Mundial, cuando al diezmado ejército profesional le sustituyeron las tropas voluntarias y de conscripción, éstas no tenían suficiente tiempo ni entreno para dominar su manejo. Se estima que otro tipo de arma hubiese ofrecido en estas circumstancias mejores prestaciones.


A pesar de todo, el Webley fue un revólver muy utilizado durante las dos grandes guerras mundiales así como por las tropas de la Commonwealth. En 1947 el ejército británico lo declaró obsoleto, aunque no quedó completamente en desuso hasta 1963.
Algunos datos técnicos: La longitud total del Mk. VI es de 287 mm y la de su cañón de 151 mm. Su peso de 1.100 gr. Y el ánima tiene 7 estrías.

Bibliografía complementaria:
Dowell, William Chipchase. The Webley Story. Commonwealth Heritage Foundation, WA (USA), 1987.
Skennerton, Ian. Small Arms Identification Series No. 9: .455 Pistol, Revolver No 1 Mk VI. Arms & Militaria Press, Gold Coast QLD (Australia), 1997.
Smith, W.H.B. 1943 Basic Manual of Military Small Arms (Facsimile). Stackpole Books, Harrisburg PA (USA), 1979.

Enlaces complementarios:

http://en.wikipedia.org/wiki/Webley_Revolver
http://www.jmfirearmscollection.com (muy recomendable)
http://www.nrapublications.org/TAR/WebleyMarkVI.asp

Fotografías: http://www.deactivated-guns.co.uk/


Archivo del blog