16 feb. 2008

Fernand Marche: el corredor de Verdun

Fernand Marche nacido en 1888 en Aix à Bully hizo el servicio militar en el 33º regimiento de infantería en Arras. Movilizado el 4 de agosto de 1914, fue destacado al 103º regimiento acantonado en Mayenne. El 103º pertenecía a la 8ª división. La 8ª división participó en la batalla de las Ardenas, Virtot, la batalla d'Ourcq, la 1ª batalla del Aisne, la 1ª de la Picardie y la 1ª y 2º de la Champagne
En 1916, la 8ª división estaba en el sector de Verdun, frente al Bois d'Haudromont y en la cota de Froideterre. El regimiento participa del 13 al 31 de julio en la contraofensiva destinada a capturar la cresta de Souville y reconquistar Fleury. El 1 de agosto, los alemanes retoman otra vez Souville. Ese día murió Marche, lo que sigue es la narración del coronel Lebaud, jefe al mando del 130º regimiento de infantería.

“Fernand Marche pertenecía al 130º regimiento de infantería (regimiento de Mayenne) que tuve el honor de dirigir en la batalla de Verdun. El regimiento estava en línea, enfrente, a unos doscientos metros estaban las fortificaciones de Thiaumont tomadas por los alemanes. Mi puesto de comandancia estaba situado unos 30-40 metros detrás de la línea. Estaba demasiado avanzado, pero era necesario para poder asegurar mi mando en buenas condiciones, el emplazamiento se me había impuesto sobre el mapa.
La compañía de Marche era la encargada de seleccionar los enlaces encargados de llevar las órdenes y los mensajes telefónicos de las canteras de Bras -donde se encontraba el aparato telefónico (éste no podía situarse más cerca de la línea debido a los bombardeos que cortaban la línea) – hasta mi puesto de mando, a unos 1.800 metros de allí, a través de un terreno siniestro y peligroso. La pista estaba jalonada de cadáveres de enlaces caídos en el cumplimiento de sus misiones. Cualquier descanso en alguno de los cráteres podía significar la muerte o quedar sepultado por algún obús.
El 1r de agosto llegó un sobre sellado a las canteras de Bras para mí. El teniente Belair, encargado de las canteras de Bras, de asegurar las comunicaciones pidió un voluntario entre los enlaces disponibles para ir hasta allí, sin parar o descansar en ningún momento. Por que ? Porque Belair creía que el pliegue contenía informaciones muy importantes y era necesario saberlas cuanto antes. Sería interesante conocer el testimonio de Belair, pero murió de gripe en 1918.
Sin dudarlo, Marche se presenta voluntario. Parte y muere en el camino.
Más tarde, otro enlace me cae en los brazos, resoplando, empapado en sudor – como llegan todos – trayendo otra comunicación. Seguidamente me alarga un sobre que contenía la orden que debía haber traido Marche. Estaba arrugada, manchada de sangre. El enlace me dijo: Mi coronel, he encontrado este pliegue en el camino. Mi amigo Marche, muerto en el camino, la tenía en su puño cerrado con el brazo en el aire.
Me impactó tanto el suceso, que lo anoté en mi diario personal. Pero, sin embargo, no fui capaz de conservar el sobre manchado de sangre como muestra de sacrificio. Hoy día me arrepiento de ello, como también de no haber preguntado el nombre del enlace que me lo dio. Es muy probable que el pobre haya acabado como muchos de los soldados de primera línea.
Es necesario decirlo, así lo he pensado muchas veces, que los actos de heroísmo como los que señalamos era muy comunes.”

La lectura del diario de Marche y el de las operaciones del regimiento 130º sobre las fechas cercanas al 1r de agosto muestran perfectamente la vital importancia de los enlaces, que en ausencia de lineas telefónicas se convertían en el único punto de contacto entre la retaguardia, la linea y las unidades cercanas:
“7.50 h. – Coronel del 130º al coronel de la 16ª brigada: Un hombre del 117º enviado por su jefe de sección llega a mi puesto y me informa de que los alemanes habrían hundido la línea del 117º en el barranco de los tres cuernos…”
“8.30 h. – Coronel del 130º a comandante del 37º batallón: Lamento no tener ninguna información sobre su situación, a pesar de haberosla pedido. Sin novedad en el frente del 2º batallón …”
Coronel del 130º a coronel de la 16º brigada. Transmisión del 2º informe del comandante del 3r batallón : « Recibo en este momento una nota de las compañías 9a y 11a en la línea del frente, han sido atacadas al alba. La información data de las 12.15 h. Los alemanes han sido rechazados por dos secciones de ametralladores y tiradores, han vuelto a sus posiciones. La moral es excelente en ambas compañías. Las comunicaciones son extremadamente difíciles, un gran número de enlaces han caido o han sido heridos durante esta mañana. Me temo que los informes que le he enviado no se hayan perdido por el camino…
3r informe del comandante del 3r batallón: Mis compañías de primera línea han quedado reducidas a 40-50 fusiles.
16.30 h. Nuestra pista x-y-z ha quedado cerrada después de que una ametralladora boche se situase en un emplazamiento tomado esta mañana que la bate, a la 117ª en toda su longitud. Vamos a probar de hacer pasar a nuestros correos por la primera linea.
19.00 h. Las comunicaciones con la retaguardia son prácticamente inexistenes por la situación de una ametralladora alemana que barre nuestra línea de la 117ª y la pista que parte de ella. Un gran número de enlaces han caido muertos o gravemente heridos. Nos está cayendo una violenta barrera de fuego.
Pérdidas: 28 muertos, 48 heridos, 8 disparados.

El heroísmo de Fernand Marche se dio a conocer a las tropas por una orden de la división el 28 de agosto de 1916: “Marche, Fernand-Joseph-Edouard, número 1434, soldado de segunda clase, enlace, voluntario para llevar un pliegue a su coronel ha muerto el 1r de agosto de 1916 en ruta, su último pensamiento lo dedicó a su misión: el siguiente corredor encontró su cuerpo, con el brazo extendido hacia arriba y con el puño sosteniendo el pliegue que llevaba."

El 2 de octubre de 1920 le fue concedida la medalla militar a título póstumo. En 1925, en su memoria se erigió un monumento que fue inaugurado en medio de gran expectación en su pueblo natal Bully-les-Mines.



La obra de Armand Roblot, es la copia de una maqueta que se haya depositada actualmente en la biblioteca pública "Edouard Pignon".
El cuerpo de Fernand Marche fue recuperado y reposa en la Nécropole Nationale de Douaumont, tumba n. 6649.




Archivo del blog