11 mar. 2009

El Regimiento de infantería francesa durante la Gran Guerra (III)

Viene de: El Regimiento de infantería francesa durante la Gran Guerra (II)


1916-1917


1915 fue un año duro, con ofensivas inútiles y excesivamente costosas en términos humanos. La notoria falta de efectivos era acuciante por lo que se procedió a desmantelar regimientos. De primavera a verano de 1916 fueron disueltos el 402, 405, 406 y del 419 al 421, así como otros treinta y cuatro regimientos de reserva (dos de cada una de las divisiones de reserva). Los efectivos sobrantes se transfirieron a regimientos diezmados. Las circunstancias de la guerra impusieron su ley y Verdun fue una de ellas. La ferocidad en la lucha y el increíble número de bajas marcaron una clara reorganización en la estructura de los regimientos. En algunos casos, el tercer batallón de los regimientos de reserva era asignado a los regimientos de línea para rellenarlos debido a las numerosas bajas en el frente, sobretodo en Verdun, y de cara sobretodo a la ofensiva del Somme. La lucha evolucionó y con ella el regimiento, que perdió una compañía de fusiles a cambio de una sección más de ametralladoras, que ya eran tres. Además , ada batallón fue aprovisionado con una pieza 37 mm y varios morteros de trinchera. De este modo, la potencia de fuego de un regimiento la formaron 1.800 fusiles, 24 ametralladoras, 72 semiautomáticas, 144 lanzagranadas Vivien-Bèssiere, 3 piezas de 37 mm y varios morteros de trinchera.

1917-18

Diciembre de 1916 marcó el fin de la primera batalla de Verdun, una hecatombe en vidas humanas. Las levas no conseguían cubrir los enormes huecos en las unidades y se entraba en el cuarto año de guerra, con el desgaste que eso suponía. A ello, se le añadió el estrepitoso fracaso de la ofensiva francesa de Chemin de Dames con el consiguiente y devastador número de bajas. Pétain y su artillería conquista y la infantería ocupa, abogaba por un cambio en la estrategia seguida hasta ahora. Defendía claramente el uso de la artillería como medio para asegurar objetivos a corto plazo con un mínimo empleo de la infantería. Doctrina que llevaría a la práctica, a partir de mayo de 1917, con ofensivas muy focalizadas, bien preparadas y con el mínimo de bajas. Para ello, se establecieron más cambios en la estructura del regimiento. Con la brigada totalmente desaparecida del mapa orgánico, durante verano-otoño de 1917, se disolvieron más de veinte regimientos y sus efectivos recolocados en el resto de activos. Las compañías fueron aprovisionadas con más material (lanzagranadas, fusiles semiautomáticos, etc.) y a finales de año se creó una sección de morteros Stokes en cada regimiento activo. Hasta el final de la guerra, en noviembre de 1918, el número de fusiles por regimiento se mantuvo en 1.800, pero el número de ametralladoras era de 36, los fusiles semiautomáticos pasaban del centenar, y los lanzagranadas superaban los quinientos.

Fuentes:

Clayton, A. Paths of glory: The French army 1914-1918. London : Cassell, 2004.
Vauvillier, François. Nos Poilus de 1914-1918: L'Infanterie. Histoire & Collections. Paris, 2006.
http://151ril.com/

2 comentarios:

K.I.A. dijo...

Y este libro, Paths of Glory de A. Clayton, ¿qué tal está?

F. Xavier González Cuadra dijo...

No está mal... Para hacerse un croquis mental está bien. Lo compré en London la última vez que fui... Creo que lo compré a 12 libras, unos 12 euros. Lo compré caro.

Archivo del blog