7 dic. 2007

Lawrence de Arabia (1962) (3)

Viene de: Lawrence de Arabia (1962)(2)

El film, además de presentar de forma sublime el personaje de Lawrence, cuenta con otros tres ases: la fotografía a cargo de Freddie Young, la banda sonora de Maurice y la genial interpretación de los actores. A destacar, la de O'Toole, él mismo ha confesado en varias ocasiones que fue el papel de su vida; la actuación de Omar Sharif que le valió el pasaporte para la obra maestra, también de Lean, Dr. Zhivago; el cínico e incrédulo príncipe Faisal del siempre camaleónico Alec Guinness; Claude Rains y su papel de agregado francés. En este caso, el Mr. Dryden de Claude Rains me recuerda demasiado a su Captain Renault de Casablanca, quizás los atuendos, esa sonrisa burlona o la previsibilidad que muestra en sus reacciones. La actuación de Anthony Quayle es socorrida, al igual que el general Allenby de Jack Hawkins, soberbio en su ponciopilatismo de la cuestión árabe. El nivel en las interpretaciones es impresionante.

La fotografía es espectacular, no sólo por las tomas del desierto o por las escenas bélicas de gran carga, sino - y tomando prestado el concepto de Javier Leiva de su reseña (ver abajo) - porqué convierte al desierto en un protagonista más, lo eleva a la categoría de personaje. Lean y Freddie Young acercan al espectador a la crudeza del desierto. El film artesanal en su concepción y creación, tiene un lugar reservado a otro artesano, en este caso de la música, a Maurice Jarre. La combinación de Young y Jarre, en algunas escenas, figura en los anales de la historia del cine.


De otras críticas o breves reseñas aparecidas en obras de referencia o por la red, querría mostrar mi pequeña y modesta disconformidad con una. La que aparece en la obra de Carlos Aguilar, Guía del Video-Cine. En la entrada dedicada a Lawrence de Arabia, se comenta la asincronía entre el tratamiento psicológico del personaje y la espectacularidad del filme. No considero que sea así. Tomando como ejemplo la escena en que el Sherif Ali le regala a Lawrence una idumentaria acorde con su nueva situación, éste se lanza a corretear y a saltar sobre las dunas como un niño con zapatos nuevos. Algunos críticos han observado en los ademanes y en el juego con las telas una clara alusión a la condición sexual del personaje. Puede ser.
A pesar de ello, la música que acompaña al movimiento y a la presentación de la faceta más vital de Lawrence no carecen, para mi, de espectacularidad, así como los planos por encima de las dunas. De hecho, estos planos forman parte de la historia del cine en mayúsculas. Considero este momento del film un claro ejemplo de introspección psicológica en el personaje con grandes dosis de arte cinematográfico. Pero sólo es mi parecer.
Lawrence de Arabia recibió sietes Oscar: Mejor Director, Mejor Película, Mejor Fotografía en color, Mejor Dirección Artística, Mejor Sonido, Mejor Banda Sonora y Mejor Montaje.


Para complementar informaciones:


http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article2571.html


Artículos en español sobre el film, uno de ellos citados previamente.


http://www.filmsite.org/lawr.html


Reseña en inglés. Muy completa.

Archivo del blog