16 oct. 2007

L'Enfer de Verdun


L'Enfer. Georges Leroux
Óleo sobre tela. 114.3 x 161.3 cm
Georges Leroux (1877-1957)

L'Enfer (El Infierno) es una de sus obras más célebres. Finalizada la guerra, y detallando el momento, recuerda que en misión de reconocimiento "vi un grupo de soldado franceses buscando refugio en uno de los miles de cráteres llenos de agua, barro y cadáveres". Continua relatando que después, esa noche, tomó notas de lo que había visto para luego poder pintarlo. De la obra, un crítico de arte, reseñó que Leroux intentó representar fielmente lo irrepresentable de la guerra.
Los horrores de la guerra le inspiraron para su trabajo, y ya después del conflicto, en 1918, produjo gran número de obras apocalípticas y sombrías que mostraban la inhumanidad y crudeza de la guerra mundial. Otro buen ejemplo de este periodo es Dernier communiqué (El último comunicado).
Georges Leroux, de nacionalidad francesa, fue dibujante y pintor. Estudió y se formó como artista en el taller de Léon Bonnat en París. Con el tiempo se distinguió como pintor paisajista y de escenas históricas. Fue también ilustrador de obras de Anatole France entre otros. Miembro del Salon des Artistes Français, desde 1901 formó parte regularmente de sus exposiciones. Ganador de numerosos premios y concursos, entre ellos el Grand Prix de Rome en 1906. A raíz de ello se instaló en Roma para participar en un proyecto pictórico en la Villa Médicis. A su vuelta a Francia, expuso obras de su periodo italiano (Florencia y Roma) en la Galerie Devambez.
Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, se alistó en el ejército francés y sirvió en el frente occidental, tanto en Bélgica como en Francia. Fue en la guerra dónde encontró una imponente fuente de inspiración. Por acciones de guerra, obtuvo dos citaciones y la Croix de guerre. Después de la guerra, recibió numerosos y variados encargos, como por ejemplo el de dibujar y pintar carteles publicitarios para las líneas trasatlánticas o otros tan dispares como proyectar interiores en edificios públicos.
El 1926 fue nombrado Caballero de la Légion d’Honneur. Y en 1945 fue elegido miembro de la Académie des Beaux-Arts. Su obra está expuesta en múltiples museos, destacando el Musée National d’Art Moderne en París, el Fine Arts Museums de San Francisco o el Imperial War Museum de Londres donde se encuentra L’Enfer.



1 comentario:

Laura dijo...

No tenía ni idea de la existencia de estos cuadros y la verdad me han parecido muy significativos.

L

Archivo del blog